Esto tampoco es Kansas, Totó

Space Sweepers (Meteoro; Victory; Spaceship Victory; Basureros Espaciales; Barrenderos Espaciales): los coreanos hacen poco cine del espacio, es verdad, pero cuando se han metido en ello, han salido mas que dignamente del paso. Por la puerta grande, con películas tan divertidas y visualmente atractivas como esta simpática gamberrada, una historia familiar “todos los públicos” con toques tiernos. Seguro que a Tarkovski le hubiera parecido un tebeo sin más, y que nos hubiera tirado a la cabeza las bobinas originales de Solaris, pero en el caso de los veteranos, las horas que hemos pasado viendo cine de autor nos dan patente de corso para disfrutar sin complejos. Que si, que lo que nos gustaría es poder corretear a culo pajarero con los Australopithecus que promocionan a Homo Hábilis arreando castañas al tapir, pasando del monolito. O sabotear concienzudamente la nave de Intelestellar, por pesaos… Lo de ponerse bufanda y cara de hinteleztuá para asombrar a los novatos del cineclub lo tenemos más que superado, dejaos de tonterías porque This Is The Way

Así que cubo de palomitas, litronas de refrescos (estamos en horario infantil) y a desinhibirse.

Esta pandilla de inadaptados (en los carteles en inglés los etiquetan de Misfits, clara referencia a la emocional película clásica) son una tripulación de basureros/chatarreros espaciales, que andan siempre saltando a una pata para evitar la bancarrota cual vulgares miniempresarios de nuestros días, la vida en mi barrio mismamente. Recogen chatarra, venden chatarra, y entre tanto trampean con créditos, préstamos y zarandajas varias.

En una de estas ¡ZAS! ¡Jackpot!

Encuentran a Dorothy, un robot-niña por la cual dan una enorme recompensa, para salir de apuros y finiquitar deudas con su cochambrosa nave, que se cae a pedazos. Igual que se caen ellos, cada uno hecho añicos por sus historias personales. Que si la entrego, que si lagarto, lagarto, que si cuate aquí hay tomate… Una preciosa historia de amor, inocencia, sacrificio y esperanza. Hala, ya lo he dicho, qué pasa. Pues tan clásica como la original del Mago de Oz, a la cual le hacen un versionado 2.0 fresquíbiris, fresquíbiris. Es curioso que en ninguna de las críticas que he ojeado mencionen el asunto, cuando es tan, tan evidente que te da en todos los morros en cuanto empieza la película. Ah, la Space Opera, ese subgénero que tanto amamos y que nos rejuvenece más que las espinillas y los poemitas de amor cursis

No puedes relajarte un momento

El guionista coreano, como suelen hacer por allí, ha mezclado géneros con la falda arremangá. Porque humor hay a espuertas. Chorreada general de humor chocarrero, chistes “para los niños” y bromas escatológicas tan del gusto de los pequeños, como bien explicaba Umberto Eco en su Tratado de Semiótica General, y chistes y Dorothy es una niña que se ríe con los pedos y la caca, obligando a los adultos que la cuidan a ejercer de padres y madres. A los críticos que babean con las pájaras mentales de Prometheus les ha debido agriar el gin tonic de pepinillos salvajes del Caribe y por eso menosprecian esta película. Ni caso.

Para la pantalla grande, no seais roñosos y la veais en el móvil que os perderéis la mitad de la gracia

Visualmente muy bien hecha, en la línea del “dirty space movie”, FX cuidados, actores internacionales para rellenar el cast… La fecha propuesta de estreno en cines (despues de varios aplazamientos) era el 23 de septiembre del 2020, pero la dichosa pandemia los descolocó todo y al final se acapó sacando directamente a plataforma Netflix en Febrero de 2021. Y mira si ha convencido que se anuncia segunda parte…

El primero en el ranking de resalaos, ese robot/Hombre de Lata con más sesos y lecturas que muchos alumnos de la ESO. Leyendo a Rilke, se viene arriba recreando otro clásico, el de Moby Dick, arponeando pecios espaciales con gesto de chulería

Que luego viene el Tigre/león, fiera llena de coraje y tatuajes como marcas de la jungla. Tyger Tyger, burning bright,/In the forests of the night…

El Espantapájaros definitivamente es el piloto Tae-Ho, el desarrapado harapiento que lidia con su duelo buscando a la niña que acogió a escondidas y a la que crió como propia.

Todo el arco desarrollado de su personaje es una defensa flamboyante del amor de los padres por sus hijos. El actor que se pasea por la nave descalzo es Song Joong Ki: ahora mismo lo ha petado con Vincenzo, y está en el top pop coreano desde Descendientes del Sol, un k-drama militar que espero verme algún día aunque no sea más que porque hasta el presidente del momento lo elogió y recomendó a su población (aquí otros sacaban pechito con Juego de Tronos… producto patrio promocionado vs. intentos de hacerse amiguete de los fans de una serie que ni siquiera es española). Pues eso, que con este chavalote lo suyo son los papeles que contrastan el desgarro con la benevolencia y la violencia con la calma, y esa carita de niño bueno

¿Y la capitana?¿Podría ser Totó? Definitivamente, no. Mas bien es una hermana mayor, reflejo de Judy Garland en la época de Ha Nacido una Estrella, dando bandazos entre el alcohol y las pastillas, igual que la Capitana Jang, agarrada a su botella, que debe proteger y recuperar a su versión infantil e inocente para salvarse a sí misma

Qué diferente esta badass (en la línea de las mujeres de rompe y rasga mas preocupadas por patear culos que por pintarse el morro) del personaje de Go Ae Shin que interpretó antes Kim Tae-ri en Mr Sunshine… que diablos, no tan distinto, que la chica del “sad love” se quitaba el hanbock y pegaba tiros desde los tejados.

El malvado Mago de Oz se reencarna en un presidente de la corporación más malo que un torzón de tripas, y que como su original peca de soberbia. Bicho bichooooooooo

El mismo director reconoce que la idea básica de su película nació de un artículo sobre la basura espacial y lo problemas que está presentando para el desarrollo espacial. Que uno sube un satélite a la órbita geodésica y PLAFFFF se le estampa un tornillo suelto, una tuerca volandera o un trocito de chatarra, y adios muy buenas al aparato (que costó una pasta fabricar y lanzar), que a su vez se convierte en problemático para el resto de satélites (algunos críticos como los que controlan el GPS o la información meteorológica). De hecho. se tienen controlados miles de objetos y sus órbitas para evitar sustos. Pero a veces simplemente los accidentes pueden ocurrir. Lo más lógico es poder retirar (y reciclar si es posible) todos esos fragmentos metálicos, confiando en que la física espacial haga su parte y haga caer en la atmósfera las piezas más pequeñas, quemándolas en la reentrada

La foto de análisis… yo juraría que ya la habiamos visto antes en Alien el Octavo pasajero…y en tantas películas de gansters de los años 40… la cosa es que es una resolución de iluminación muy equilibrada. El grupo central a su vez se coloca en un círculo abierto para que no se tapen los unos a los otros. La luz cenital se compensa con luces de relleno frontales para que las caras no queden en las sombras y luces Nadir (desde abajo) que mas bien separan un poco los cuerpos del suelo. El ambiente está rescatado con lucecitas de distintos colores para que no quede una masa oscura e indefinida. El etalonaje cálido y sin contraste transmite una atmósfera de decadencia y suciedad, lo que uno espera encontrar en una nave basurera. Cables por el suelo, aspecto roñoso… la nave está tan desordenada como las mentes de los personajes. Una luz frontal que oculta su foco rellena el espacio de la derecha. compensando los baules y las manchas de luz de la izquierda y formando una composición en tríptic

Publicado por directoraymas

Apasionada por la fotografía. Mas de 40 años viendo cine de todo tipo y últimamente decidida a hacer sus incursiones en el asunto. Viajera siempre que puede, pudo y podrá. En la mesa lo mismo puede haber una tortilla de patatas que un wok de verduras o una selección de mezzes... Con semejantes antecedentes, solo podía organizar un blog ecléctico entre la curiosidad y el desparpajo

Participa en la conversación

4 comentarios

  1. Como me lo pase viéndola, y esperando la segunda parte. Muy de cine para todos los públicos, para ver relajada sin esfuerzos mentales. Estoy intentando introducir a parte de la tercera generación en este mundillo, pero los subtitulos no les molan. Seguiré insistiendo.
    Y la de Descendientes del sol, muy divertida, muy norte contra sur (o al revés), y muy que Buenos somos los del ejército q nos llaman para misiones internacionales. Hay una escena que repiten mucho en videos cortos, de todo el grupo corriendo al compás sin camisa, que te recomiendo encarecidamente 😜.
    Por cierto,¿solo escribo yo?
    .

    Me gusta

    1. a mi es que no me van las peliculas, pero el otro día me la puse (en dos partes tuve que hacerlo, que le vamos a hacer).

      Me gusta

  2. Me llevé una sorpresa agradable, una peli entretenida, visualmente impactante, de aventuras aunque sean espaciales y llena de tics referidos a otras pelis ya conocidas, me gustó mucho

    Me gusta

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: