Para echar al picnic: haciendo gimbap

Que estoy muy vaga, ya lo sé. Ha llegado el calor, que digo… ¡la caló! y y no tenemos nadie ni ganas de cocinar ni ganas de comer ni ná de ná. Así que le propuse a mi adlátere cambiar la paella dominical por algo que no dé tanto sofoco en la cocina, visto que …