Las tres patas del banco

Royal Secret Agent (También conocido como: New Secret Royal Agent; New Ambassador; Blade of the Phantom Master; New Secret Royal Inspector; Secret Royal Inspector: Joseon Secret Investigation Team; Secret Royal Inspector): A ver, cómo os lo diría yo… si de niños habéis pasado vuestras tardes de domingo casero comiendo el bocadillo de salchichón y echando tragos a la Mirinda, sentados en el suelo delante del televisor, y añoráis aquellas series candorosas y exóticas de aventuras e intriga, os divertiréis. Fue empezar a verla sin muchas pretensiones, para rellenar huecos, y venirme a la cabeza momento gloriosos de calor y moscas (o frío y mantita), con Orzowei correteando por la selva, o remontando el río embarcados en la Línea Onedin (¡ondia Aram Khachaturian, que madalenazo!), o quedándonos ojipláticos con los “misiles de pecho fuera” de Afrodita A. Qué inocencia la nuestra, qué pudorosa ingenuidad…  La de los piratas de Mompracém la pongo aparte porque Sandokán (con más kajal que Marujita Diaz y melena al viento) hizo de espoleta en el despertar sexual de toda una generación con esas miradas arrebatadas, ese despliegue de virilidad salvaje pero delicada y ese salto del tigre que a mas de una (y algún otro) le animó los sueños libidinosos. De hecho, como icono calenturiento fue parte de la educación sexual de mi generación, que entre los Pecos y el indio -al que presuponíamos olor a sándalo y brea en la piel morena- decididamente nos quedábamos en los mares del Sur a comprobar las virtudes del aceite de coco.

Uy, que le han disparado en el acantilado dichoso. “¡Está perdiendo mucha sangre, va a morir!”. No mujer no, que con dos gotitas que ha sacado no se muere, que me pincho yo cosiendo y sangro mas. Pero si luego lleva la misma túnica y ni remiendo necesita. Ya, que en guardarropía han dicho que como estropee la ropa lo estrangula la sastra, cuidadito

Quien crea que por ese objetivo preferente de público juvenil es una serie hecha de baratillo, se equivoca. Los guiones, aunque benevolentes, están bien escritos, con garbo y ritmo, algunos casos tienen asuntos tirando a sórdidos, y han usado amplios escenarios naturales y cantidad de extras y secundarios con buen vestuario (aunque algún traje no sé yo, ese brillito de alguna ropa de los protagonistas, los colores oscuros de la cuadrilla de bandidos…), escenografías de lucha animadas, ¡un trípode para la cámara y hasta grúas! ¡la caraba en verso!, actores solventes… y aunque alguna cosa no encaja demasiado (¿cambiaron de idea sobre el perfil de algún personaje a mitad de rodaje? ¿O es que estoy pillando traducciones erróneas?) la das por buena si sirve para mover la trama

No se yo qué tiene de secreto si cada tres por cuatro saca el disco dichoso, y a veces va a resolver el caso con tropecientos reclutados por detrás y pegando voces -aquiiii llegaaaaaaa el agente secretoooo- como si Anacleto se hiciera anunciar por el camión del colchonero

No se si es un error de casting, pero a mí el actor protagonista me parece demasiado joven. Que tiene una carita de pipiolo… Otras cosas sí me parecen hallazgos (involuntarios o no) como que en algunas escenas parezca ser más bajito que la chica, -lo cual no es real, ya que el actor (Kim Myong Soo) mide 1,80 y la actriz (Kwon Na Ra), 1,72-. Eso sí, el mozo defiende el papel y pasea la ropa estupendamente.

El trío calavera a punto de salir por la puerta: el sirviente chisposo, el señorito a reformar y la policía femenina encubierta. Adivinen quien lleva realmente los pantalones…

Porque encima la chica lo torea y mandonea desde el minuto uno. Menudo carácter tiene la niña… tonterías las justas, que son muy pocas

La túnica azul le queda estupenda pero la verde es preciosa, con brillo de seda y bien entallada. Lo que hace la percha…

Un personaje que pasa desapercibido (y que me hace mucha gracia) es el auxiliar de policía real. Digamos un refuerzo al trío básico, y que actúa varias veces deus ex machina para salvar el trasero del agente. Con ese bigotillo y ese aspecto de tipo formal, amplias espaldas y aguantoformo generoso (que recuerda tanto al Miguel Montenegro de la serie del Caso, una joya a reivindicar), se deja mangonear por los protagonistas en aras de un bien mayor.

El que zampa, su mal espanta

Los malos son malos, pero malos malos. Y como les dejes un resquicio, se revuelven. Su peor maldad es la avaricia y la corrupción machacando al pueblo llano. Menos mal que llega el trío de la bencina y los pilla, que si no… lo mejor del asunto es que cunden muchísimo, unos poco malos te dan para toda la temporada

Momento travestido de los chicos. De donde sacarán tanta ropa de mujer, si la chica viaja con una bolsa mas pequeña que mi bolso del gimnasio

Pues eso, recomendable para divertirse, y reconoceréis muchos de los escenarios, desde el mirador del lago hasta el acantilado, las habitaciones, las casas de gisaeng

Todo el etalonaje está en colores vivos y animados. De las bonitas fotos que aparecen aquí y allá, he pillado esta porque además muestra el vestuario de invierno de la dama (de corte correcto aunque tejidos sospechosos). El fondo, en contraluz con luces quemadas y brillos en el suelo para evitar interferencias, el pabellón en todos rojos apagados y muchos reflejos para destacar los personajes, ambos en todos de azul, y que como nota de color usan el chaleco de la chica y el adorno de la túnica del chico. Para evitar que se pierda la cara de la mujer (muy pálida) le han pintado unos labios rojo pasión. Ambos están en ambos lados del eje marcado por la cesta y el pilar del fondo, conectados por la cesta, en una composición estática y casi especular. El tono de la falda es complicado, porque en la siguiente escena juntos, casi igual que esta, debe combinar con un chaleco morado (y el cambia a una túnica oro viejo/sepia para coordinar). El cambio de vestuarios en el mismo escenario va a marcar el paso del tiempo entre ambos encuentros

Publicado por directoraymas

Apasionada por la fotografía. Mas de 40 años viendo cine de todo tipo y últimamente decidida a hacer sus incursiones en el asunto. Viajera siempre que puede, pudo y podrá. En la mesa lo mismo puede haber una tortilla de patatas que un wok de verduras o una selección de mezzes... Con semejantes antecedentes, solo podía organizar un blog ecléctico entre la curiosidad y el desparpajo

Participa en la conversación

4 comentarios

  1. Otra de coreanos? Pero esto no iba de gazpachos? Pero si son todos iguales….eso dicen…me pierdo con tanta vida y venida y persecuciones y peleas si parecen clones, eso si te deja el re gustillo de como acaba la cosa pero te la imaginas…como todas.

    Me gusta

  2. Hay montones de pelis, series, libros etc que todo el mundo alaba y a mi simplemente pseeeee no me llegan. Quizás me pillaron en un mal momento, quizás no eran para mí… no eres tu, soy yo, le dije al dichoso guardián entre el centeno

    Me gusta

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: