De las aguas mansas, líbreme Dios….

One the Woman (Wonder Woman, La Mujer): A veces lo único que necesitas es una serie fácil de ver, divertida rozando el esperpento bonachón y con chorretazo de glamour. Exactamente eso es lo que tiene esta serie. Y tan contentos que nos quedamos viendo las desventuras y fatigas de los protagonistas, sabiendo que al final triunfará la justica y la verdad. Si la vida real te estafa miserablemente, al menos que nos dejen soñar con mundos alternativos donde tarde o temprano el esfuerzo se premie y los actos malvados sean castigados

La misma cara que pongo yo cuando tengo que organizarme el día siguiente. Que si el banco, que si el dentista, que si la ferretería, que si…

El macguffin de la historia no es original, ya lo sabemos. Dos personalidades muy distintas intercambiadas.  Bueno, no del todo, porque una se ha desvanecido en el aire. El sujeto A es una fiscal peleona, gritona, extravagante, estrafalaria, justiciera y arrolladora. El sujeto B es una malcasada sofocada por una familia política destructiva, en la cual no hay pariente decente, y que se revuelve en luchas encarnizada de poder que se extienden desde la casa a la empresa y vuelta a empezar. La amnesia del sujeto A como consecuencia de un accidente y su aspecto clónico del sujeto B (que ha dado la espantada en el interín), explica la confusión entre ambas mujeres, y se da el cambiazo. Ya podemos imaginar que una personalidad explosiva que se pronto es obligada a comportarse como una sufrida Cenicienta sólo puede provocar desastres encadenados. A ver, desastres para los parientes acostumbrados a la mansedumbre de la viuda, porque ella esquiva una y otra vez el ser descubierta, y cual equilibrista investiga al tiempo su propia identidad y la ponzoña que le rodea. Y cuidado, que la desaparecida nuera esclavizada, la mosquita muerta, tampoco está mano sobre mano. Simplemente, ha esperado su oportunidad para librarse de esa servidumbre. Ah, que hay muchas películas con esa premisa de «amnésico en la cuerda floja»… Recuerda, Memoria Letal, Memento o el Caso Bourne, así de carrerilla…

Agua dulce, agua salá….

La actriz Lee Ha Nui (Honey Lee como nombre artístico) la verdad es que guapa, es un rato guapa. Como que fue finalista en Miss Universo un año… y encima es modelo y toca profesionalmente el Gayageum (ha grabado discos y todo), así que es normal que tenga una corta carrera (comparada con los CVs que se ven por ahí) en k-dramas y películas. Si le falla el escenario, siempre puede dedicarse a la música tradicional como su madre, que es Doctora en Historia de la Música Coreana y profesora en la Universidad de Mujeres Ewha. Y si se os ocurre tocarle las narices, ella es tercer grado de cinturón negro en Taekwondo (asi de bien se le dan las escenas de peleas) y su padre era oficial superior en el Servicio de Inteligencia Nacional. O sea, o sea, pocas bromas con la dama. Saca adelante su doble papel (que tiene mucho de caricatura, pero es muy divertido) con desparpajo.

Cita visual al cura feroz, que a su vez hacía broma y homenaje a Mr Sunshine. Metalenguaje cinematográfico

Bueno, la parte de la “gemela” fiscal ya se lo tenía trabajado, porque talmente la serie parece un spin-off de la del cura feroz; esta marrullera del sistema judicial coreano es, tal cual, la loca con taconazos que con sus gritos (¡¡¡¡YEAHHHHH!!!!) ponía firmes a jueces y abogados. De hecho, en el primer episodio, en la escena tras los títulos de crédito, hacen referencia directa y burlona, incluyendo la BSO. Si os gustó trabajando codo con codo con el clero, también os gustará haciendo equipo con un heredero de un gran complejo empresarial (chaebol, que les dicen), que intenta sacar a la luz las mentiras que han llevado a la muerte a su padre y poner orden en el conglomerado.

El heredero que sólo queria ver las estrellas

Aquí defiende el puesto Lee Sang Yoon (otro que no se prodiga mucho en la pantalla), que tampoco lo hace mal. Si os gustan los caballeros de varonil apostura y bien plantados, seguro que os alegra el ojo este licenciado en Físicas (lo de que su personaje tenga como vocación la astronomía parece una alusión somarda del guionista). Se agradece, y mucho, que se ayuden entre ellos para acabar resolviendo sus problemas, pero no sea el hombre el que rescate a la mujer en su batalla, sino que sea ella solita la que organice, decida y reparta candela.

La familia de zorras despiadadas, a cual mas terrible

Definitivamente, una serie de mujeres. Los hombres están para dar apoyo (el heredero retornado, el ayudante del fiscal) o estorbar (el fiscal jefe, el cuñado…), porque sus líneas son muy secundarias… que no aburridas: esa pareja de gansters a modo de ángeles de la guardia (ey, esa era una película clásica en BN, con los gansters educando a una huerfanita)

El fiscal jefe, el subCEO de dudosa y móvil lealtad, el marido paniaguado, el ayudante fiel y trabajador… Cuando ves que están en el reparto los dos primeros secundarios, ya sabes que la producción va a ser buena

Como de costumbre, la realización está muy cuidada y el guión está llevado con soltura, con abundantes momentos “salvados por la campana” que se justifican en escenas postcrédito. La fotografía está muy cuidada, y hay que darle una atención especial al vestuario, que es todo un discurso. El estilismo definiendo personajes y dejando muy claro la personalidad de cada uno: la fiscal loca con telas muy coloridas que cambia por modelos más discretos cuando es la nuera martirizada, la suegra muy señorona en tonos suaves y telas de tipo angora o lanillas, la hija viuda con sus modelitos de ricachona dedicada a la crianza del nene, el protagonista americanizado con sus modelos de chich boheme, el ayudante de fiscal al que no se le mueve un alfiler…

El ama de llaves. A su lado, la señora Danvers de rebeca es una aprendiza

Em Corea, se calculan que hay entre 30,000 ty 80,000 personas (casi todas mujeres) de origen extranjero contratadas como ayuda doméstica. Eso, si, atentos al detalle: en Corea no se permite la contratación de personal doméstico extranjero que no sea de origen étnico coreano (con una visa F-4 ) o esté casado con un nacional (visa F-6). En el primer caso, supongo que los registros genealógicos estarán mas falsificados que los que se compraban en España para justificar la limpieza de sangre, y en el segundo los matrimonios de conveniencia son caldo gordo para la violencia doméstica de tantas empleadas que serán apalizadas con la cobertura de «como me denuncies, te quedas sin papeles». El mayor grupo de trabajadores domésticos es chino-coreano (69%) y chino (29%), herencia de los tiempos de trasiego de gente y movimiento de fronteras en el s. XIX. Aparte, hay unos permisos especiales anuales para trabajar como ayuda doméstica por un mínimo de seis meses (el C-3-9), que sirve para que se pueda contratar a una persona por casa para ayudas mas o menos «puntuales» (cuidadod e ancianos, niños, discapacitados…). Eso si, con perricas, lo que necesites o te apetezca. La chacha, exótica y con buen pedigrí, hablando inglés para que los nenes aprendan, y que las doncellas no hablen coreano para poder mantenerlas bien controladas, abusar de ellas a tutiplen y permitirse el lujo de hablar sin cuidarse la boca delante del servicio. Ahora se están planteando cambiar las reglas del juego, ya veremos por donde salen los tiros, porque si los trabajadores nacionales ya estaban expulsados del sistema, cuando entre la competencia van a quedar definitivamente volatilizados

Esto es un velatorio, y hay que seguir las normas. Toda la habitación está decorada en tonos siena y crema, para dar un fondo neutro y uniforme. La ropa oscura de las tres damas, colocada en el mismo plano formando una serie o repetición, tiene pequeños detalles que la adaptan al perfil del personaje: totalment negra sin detalles pero con un escote en V «en punta de lanza» para la más «masculinizada» (está intentando desplazar al varón heredero del chaebol, ya que por su condición de mujer fue expulsada del puesto a pesar de todo su trabajo); blanco y negro con un diseño de pija, bisuteria cara y labios rojos para la niñata; discretisimo traje negro para el ama de llaves, que con su cuello blanco y el perqueño dije colgante evita la competencia con la hija mayor y nos recuerda su condición de servicio doméstico. Un ramo de flores destacado sobre su ropa equilibra la escena dando un toque de color sobre la monótona gama. Las cortinas corridas y la sobreexposición de la ventana borra y difumina el exterior, que no tiene interés y sólo serviría de distracción

Publicado por directoraymas

Apasionada por la fotografía. Mas de 40 años viendo cine de todo tipo y últimamente decidida a hacer sus incursiones en el asunto. Viajera siempre que puede, pudo y podrá. En la mesa lo mismo puede haber una tortilla de patatas que un wok de verduras o una selección de mezzes... Con semejantes antecedentes, solo podía organizar un blog ecléctico entre la curiosidad y el desparpajo

Únete a la conversación

3 comentarios

  1. Una comedia para mujeres y hombres, aquí se ve lo de la igualdad y no lo que nos quieren vender aqui

    Me gusta

Dejar un comentario

Responder a Fran althavoz bass verdeguer Cancelar la respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: