Al enemigo, ni agua

Age of Shadows (el Imperio de las Sombras): os prometo que en el primer resumen que leí de esta película ponía que estaba encuadrada en el “cine de gangters de los años 20”. Pues si que se había enterado el crítico de qué iba la historia… debió ver el cartel y pensó: ah, una de esas. Metralletas y tal. No pasó ni de la contraportada del vídeo.

Gran producción que llegó a estar nominada para los Oscars. Que no le falta un alfiler en ambientación, oyes. Y la parte técnica, chachipiruli. Palomitas gourmet

Pues no, en realidad es un cine de acción y espías ambientada en los años de la ocupación japonesa de los años 20 y los movimientos de la resistencia. Que se las tuvieron tiesas… Aquí etiquetaríamos esta peli de patriotera y sesgada, porque no sale un japonés bueno. Ni medio decente. Ni siquiera humanoide.

Este hombre, si no recibe una paliza, parece que no se gana el sueldo.  

Y peor, los colaboracionistas que sacaban tajada. Y por debajo de ellos, los políticos que dejaron el país y sus paisanos en la estacada.

Otra buena toma, el director de fotografía estaba graciosillo. Ese fondo de una imagen famosa es como un acompañamiento de los movimientos de los actores. El actor del fondo (coreano) levanta el torso (asciende) y recibe una luz “de mariposa” mientras el de primer plano (japonés) se inclina. Igual que las olas tras ellos. El asunto se anima y amenaza marejada

Que igual Corea, pobre y fronteriza, estaba condenada a ser objeto del deseo de japoneses y chinos, pero es que los dirigentes tenían menos luces diplomáticas que Godoy haciendo zumo de naranjas. Ah, esa es otra constante en los k-dramas, “qué desastre de gobernantes hemos tenido (con honrosas excepciones) que siempre nos han dejado tirados y se han dedicado a pulirse las arcas del Estado en juerguecitas”

Toda la película gira en torno a la cautelosa relación (seducción/comprensión/duelo) entre estos tres hombres. Al final, coreanitos somos y en el camino nos encontraremos. El colega Gong Yoo (ya os dije yo que nos iba a dar muchas alegrías este actor), el jefe Lee Byung-hun (madre del amor hermoso, qué bien maduran estos caballeros) y el dubitativo Song Kang-ho (quien lo iba a decir, con esa cara de señor normal y hasta sosainas)

La posible evaluación moral del terrorismo como arma del sojuzgado no pasa de las reservas mentales de uno de los integrantes de la resistencia. Y además, queda fatal, porque por culpa de sus remilgos, sus compañeros quedan expuestos. Manolete, si no vas a entrar a matar pá que te metes.

Toda la (larga) escena del tren es un caramelito. Vagón arriba, vagón abajo…

Toda la música excelente excepto, a mi gusto, el Bolero de Ravel en la escena del baile… ya estás subiendo la tensión con la descripción de las acciones, ¿Para qué necesitas una música que no pega ni con cola? Mejor un relajado vals romántico tipo La Valse (también de Ravel, y encima acaba en un TACHANNNNN), o algo de Prokofiev… si me apuras y tienes ganas de dar la notaza, buscas un arreglista y que te haga un ajuste de la Chacona en Mi menor de Dietrich Buxtehude (versión orquestal, hay una de Carlos Chavez que le iría de perlas). encajas los tiempos y la siguiente escena metes algo que empiece muy suavemente para el anticlímax

Una iluminación bien planeada. Los carteles del anuncio luminoso aportan las fuentes de luz del plano (impidiendo que el coche sea una simple mole negra), y ese sol naciente japonés que domina sobre toda la escena queda demasiado “alto” para absorber a los personajes de la resistencia que, como dice el título (de tan dislatada traducción), se mueven en las sombras en esta época. Para no perder el hilo del personaje que ha bajado del coche, está iluminado en el pelo y los hombros con un reflejo blanco que lo indica, y además el paraguas rojo moviéndose por la escena detrás suyo lo ha “reforzado”

Publicado por directoraymas

Apasionada por la fotografía. Mas de 40 años viendo cine de todo tipo y últimamente decidida a hacer sus incursiones en el asunto. Viajera siempre que puede, pudo y podrá. En la mesa lo mismo puede haber una tortilla de patatas que un wok de verduras o una selección de mezzes... Con semejantes antecedentes, solo podía organizar un blog ecléctico entre la curiosidad y el desparpajo

Participa en la conversación

3 comentarios

  1. Recomendada para quien gusta de pelis de espías, la tensión en el tren y la estación muy logradas, me recuerdan al viejo hitchcock, suspense a raudales. A disfrutarla

    Me gusta

Deja un comentario

Responder a Destinos Errantes (@berbem1) Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: